AUMENTO  DE GLUTEOS CON IMPLANTES

Esta intervención puede realizarse tanto con anestesia raquidea como con anestesia general. Durante la intervención se realiza una incisión en el surco interglúteo a través de la cual se colocan los implantes. Estas prótesis están especialmente diseñadas para esta zona del cuerpo y se colocan en un nivel intramuscular. Es necesario aclarar que este procedimiento es el escoge cuando la paciente es delgada y con ausencia de depósitos de grasa en otras áreas del cuerpo, el resultado es inmediato y se mantienen en el tiempo, los implantes resisten la presión que normalmente se ejerce en esta zona del cuerpo en las diferentes actividades de la vida de los pacientes.

ANTES DE LA CIRUGÍA

  • Es obligatorio realizar análisis de sangre.
  • Si está tomando algún tipo de medicación, o si padece alguna enfermedad, debe advertirlo a su cirujano.
  • No debe tomar ASPIRINAS o derivados de Ácido Acetilsalicílico, 15 días antes de la intervención.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

    • Es importante durante la primera semana que el paciente lleve extremado cuidado con la higiene de la zona, utilizando para ello jabones antisépticos.
    • Podrá recibir masajes de drenaje linfático.
    • Y podrá reincorporarse a su vida habitual después de una semana..
    • En caso de los implantes glúteos: Durante la primera semana recomendamos reposo absoluto boca abajo. No debe sentarse ni estar boca arriba. La segunda semana puede inciar paseos cortos. La tercera y cuarta semanas ya puede empezar a sentarse, en superficies blandas y utilizar una dona que le facilita sentarse.
    • Para su bienestar, durante la primera semana le recomendaremos un tratamiento antibiótico y antiinflamatorio.

 

 

COMPLICACIONES

En el caso de las prótesis glúteas hay que mimar especialmente la herida interglútea, por el riesgo de dehiscencia que presenta.

Las complicaciones a corto plazo son raras. Son las propias de cualquier cirugía: hematoma, infección, alteraciones de la sensibilidad de la zona intervenida y la mas temida la dehiscencia de la herida con exposicion del implante.

A largo plazo, la complicación mas frecuente es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que el glúteo se vuelva más duro. A día de hoy, ocurre en un 2 – 10 % de las pacientes. Todo ello, puede requerir remodelar dicha cicatriz interna y/o cambiar la prótesis.