La lipoescultura es muy eficaz para dar forma a la zona abdominal en hombres y mujeres. Los acúmulos de exceso de tejido graso que se posicionan bajo la piel del abdomen se corrigen con facilidad y excelentes resultados con lipoescultura.

Para garantizar una buena adherencia de la piel, es necesario que el paciente lleve una faja compresora durante 1 mes. Tiene un postoperatorio corto que permite incorporarse a la vida laboral en 72 horas

Una persona candidata para una lipoescultura abdominal es aquella que tiene un peso relativamente normal pero que tiene un exceso de grasa en esta área, siempre y cuando no tenga una cirugía anterior en el abdomen que haya dejado cicatrices deformantes o hernias abdominales no tratadas.