LIPOFILLING DE MANOS

El lipofilling (lipo-grasa y filling-relleno) es una técnica de autotransplante, que consiste en extraer la grasa sobrante de alguna parte del cuerpo del paciente (cintura, abdomen, muslos…) y utilizarla para rellenar una zona vacía o aumentar el volumen y mejorar el aspecto de otra zona.

En el caso del rejuvenecimiento de manos con grasa propia, se realiza una pequeña aspiración de grasa mediante una cánula de pequeñas dimensiones y una jeringa, una vez extraída la grasa se le retiran los elementos que no son utiles y se procede  a infiltrar los adipocitos vivos que podrán permanecer en el area que se necesita.

Esa grasa se infiltra por debajo de la piel para dar una mayor cobertura del tejido celular subcutáneo y disimular el recorrido tortuoso de las venas en el caso de manos con piel muy fina.

Hay que tener en cuenta que el paciente debe de tener la cantidad y la calidad de grasa apropiada para rellenar la zona de las manos. La técnica se realiza con anestesia local y sedación en la zona a tratar únicamente.

DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

Los resultados de esta técnica (relleno con grasa propia) son a inmediatos. En esta técnica se extraen células grasas que vuelven a vivir en otra zona, dentro del mismo cuerpo. A la vez, y por este motivo, no se dan casos de reacciones o rechazos. No suele dejar cicatrices visibles. No es necesaria la hospitalización (en general, podrá reanudar la vida normal en 24 horas) y se realiza en una sola sesión.

COMPLICACIONES

Tras la intervención, aunque el paciente puede notar alguna molestia en la zona donante, como inflamación y hematomas la colocación de compresas frisa es suficiente para controlar las molestias y el paciente  podrá volver a su vida normal al día siguiente.