Tiempo de lectura: 2 minutos

El 55% de los cirujanos asegura que sus pacientes les piden rinoplastías por cómo se ven en sus fotos en las redes sociales. Sin embargo, los especialistas explicaron que en las imágenes suele haber una distorsión, y que el fenómeno ocurre cuando la lente se mueve cerca de la cara de alguien. Un truco para evitar el indeseado defecto

El fenómeno del Selfie

Un estudio titulado “Distorsión Nasal en Fotografías de Corta Distancia: El Efecto Selfie”, publicado recientemente en la revista JAMA Facial Plastic Surgery,  plantea que, distintos factores agrandan -o hacen ver distinta- la nariz, incluso un esquema del proceso. De hecho, cuando alguien se saca esta fotografía, la lente más ancha de la cámara y la distancia combinadas pueden aumentar significativamente el tamaño de nuestra nariz, hasta un 30%, teniendo en cuenta que esta se toma en promedio a unos 30 centímetros.

Fueron comparados los tamaños de la nariz de personas cuyas fotos se capturaron desde 30 centímetros de distancia, como una selfie, y también desde 1,5 metros de distancia -distancia estándar utilizada en los retratos-. Al finalizar,  todas sus comparaciones, quedó demostrado matemáticamente el efecto de selfie: que las fotos tomadas desde una distancia cercana distorsionan el tamaño de las narices.

Ambas imágenes fueron sacadas en modo selfie; la de la derecha con zoom de 1.5 (Fernando Felice)
Ambas imágenes fueron sacadas en modo selfie; la de la derecha con zoom de 1.5 (Fernando Felice) – Fuente: http://bit.ly/2VlDeDy

¿Nariz bonita o cara en armonía?

No existen dos personas con narices iguales. De igual forma no hay dos personas idénticas.

Cuando un paciente se acerca con el deseo de someterse a una rinoplastia (cirugía de nariz) es vital la primera entrevista con el cirujano, es en este momento cuando se habla de los deseos, percepciones y también de las expectativas del resultado al salir del quirófano. Se evalúan otros factores tales como la piel, la anatomía de la nariz y los ángulos de la misma.

Armonía

Cuando tu nariz está en perfecto balance y armonía con el resto del rostro, no sólo pasa a ser un elemento de segundo plano a l avista a sino que también, en cierto sentido, embellece el rostro. Lo mismo sucede con las orejas, siendo que el resultado de un rostro des balanceado o poco estético puede cambiar solamente modificando la nariz. Por ello también se debe tener claro, que el resultado de una rinoplastia depende de la anatomía de su figura, es decir, de la nariz y del rostro.

¿Qué hacer al respecto?

El propósito de tratar este tema es orientar a los pacientes que se sientan insatisfechos con su nariz, evaluando los factores reales y válidos para someterse a una cirugía. Nunca se debe subestimar una opinión profesional al respecto. Programe una cita con nuestros médicos cirujanos, quienes le orientarán mejor sobre si usted debe o no entrar al quirófano. Por años nuestra transparencia y honestidad se ha forjado por miles de pacientes satisfechos que hablar mejor que nosotros mismos.

¿Te resultó útil? Compártelo: